Wednesday, March 29, 2006

El Muro y la vergüenza

EL MURO Y LA VERGÜENZA

No ha pasado tanto tiempo y ya han dejado ver el cobre, es como una mala canción que se repite hasta hacerse verdadera pesadilla, en este disparate de funcionalidad las correspondencias sintácticas se trastocan para no decir, entonces se da cabida al disimulo y aparece la economía del resentimiento y la ganancia como presentación equitativa y justiciera de la uña encarnada. Cayó el MURO y la VERGUENZA sigue ahí, campante y rocinante, a la responsabilidad empresarial se la llama solidaridad social, se hacen atajos al estado de derecho y se nombra la calle como término de perturbación democrática, siendo esa misma calle el sostén y piedra angular de la democracia rampante que se patrocina de bolsillos vacíos sobre contratos basura, asistimos al nacimiento en Francia de una generación desechable. Para España ya es tarde.
Jaime de la Gracia / Berlín 27/03/06